lunes, 22 de octubre de 2012

Futuro garantizado.

Como todos sabemos el pasado sábado fue la inauguración oficial del Estadio Iberoamericano de Atletismo como sede del Tartessos en los partidos que disputemos en Huelva. De todo lo acontecido este día llamó profundamente mi atención la cantidad de niños que habían en las gradas. Algunos de ellos ya participan en los equipos jabato o prebenjamín pero otros casi sin poder sostener el balón ya están alimentando el gusanillo de este gran deporte y disfrutando de la gran familia que formamos y crece de forma brutal. Estos nenes y nenas que son nuestros propios hijos e hijas son los que darán continuidad a los escalafones más inferiores de la entidad. Tenemos el futuro garantizado. De entre las criaturitas resalto en esta entrada, ya que cuando nació no fue posible dar la bienvenida, a Alba Toscano Ruíz a la que podemos ver en la foto a sus diez meses. Pongo el segundo apellido porque es a primera vista lo único que tiene la niña de la madre. Decir esto a una madre duele pero en primer lugar no creo que lo lea y en segundo no digo más que la verdad. Es clavaíta al Largo.

Bueno, Alba, sigue por el camino que vas que vas muy bien y seguro que antes de lo que pensamos te estamos viendo jugar.                                                                                                                                                 

1 comentario:

juanju dijo...

Que hubiera muchos niños no indica mas que somos unos viejunos.
mas que alegría da tristeza..........y envidia insana de la juventud y en muchos casos el pelo o mejor dicho, la falta de el mismo.
Bromas aparte, el gusanillo nunca se pierde y eso demuestra algo.